PORTERO…PUEDE O NO PUEDE TOCAR?

Ayer comentaba con Xavi Closas los matices sobre la nueva regla que limita la participación del portero en el juego de ataque. Aunque yo argumentaba que no se trata de una nueva regla si no de la vuelta a la antigua regla que ya teníamos hace unos años, ambos tuvimos este pasado fin de semana experiencias diversas sobre la aplicación de la misma, que nos hace pensar que es muy probable que se genere una cierta polémica durante las primeras jornadas de liga.

En su caso, el arbitraje de los colegiados con experiencia en Nacional-A, parece ser que interpretaban matices diferentes a los que se extrae del texto de la FIFA. Ese matiz estaba en si el portero podía o no podía tocar el balón por primera vez, tras un saque de banda y habiéndolo tocado más de un jugador del propio equipo.

Mi interpretación es clara, ya que en la regla 12, dice que se sancionará con un tiro libre indirecto si el guardameta…tras jugar el balón, lo vuelve a tocar en su propia mitad de la superficie de juego tras el pase voluntario de un compañero, sin que el balón haya sido jugado o tocado por un adversario.

Y para mí ese “tras jugar el balón” significa que el portero siempre puede tocar el balón una primera vez en su pista, lo ponga en juego quien lo ponga, excepto en su propio saque de meta.

El caso de nuestro partido fue más simple, ya que nuestro equipo estuvo jugando toda la primera parte con reglas nuevas, y el equipo rival…con las antiguas.

Pero a la conclusión que ambos llegamos, es que como ocurre en este tipo de situaciones, falta la uniformidad de criterios. Y sería tan fácil evitarlo como que alguien del comité de fútbol sala (perdón por nombrarlos de nuevo), o tal vez más concretamente, alguien del comité de árbitros, debería reunirlos (no sé si tienen previsto hacerlo) para clarificar los pequeños puntos de controversia. Posteriormente hacer pública una nota a los clubs o a través de la página web de la federación catalana, de forma que se puedan evitar posibles interpretaciones erróneas y confusiones durante las primeras jornadas de liga.

Aunque no estaría de más que ese comité técnico de entrenadores al que pertenezco, y que parece que nunca se acuerda de nosotros, nos enviara o publicara, primero los cambios de la norma que afectan a las reglas de juego, y luego una nota aclaratoria sobre las posibles interpretaciones confusas de esta regla.

Tal vez no tenga  mayor importancia porque al final un posible error tan sólo se traduzca en un libre indirecto. Pero si no se produce esa reunión, quizás como ha ocurrido con otras normativas, nos veamos obligados a preguntarle a los árbitros antes del comienzo de cada partido, su interpretación personal de la nueva regla.

Anuncios