QUERIDOS REYES MAGOS…

Estoy convencido que todos tenemos extraordinarios recuerdos de nuestra infancia.
Pero sin duda alguna aquel que para muchos de nosotros iba siempre asociado a la ilusión más ingenua e infantil, era el momento de escribir la carta a los Reyes Magos de Oriente.
Para mí era tan especial, que estaba deseando que llegaran las Navidades para comenzar a escribir mis peticiones.
Ahora, casi todos los adultos ya sabemos por qué, pero entonces nos parecía increíble que los maravillosos Reyes Magos tuviesen siempre la capacidad de complacerte, trayendo a tu casa la mayoría de los juguetes que les habías pedido.
Cuando crecemos, las Navidades nos acercan otro tipo de ilusión, y durante el año ya no queda casi ningún momento en el que poder escribir alguna inocente carta repleta de deseos.
Pero mira que sorpresa.

Hace unas semanas se produjo la dimisión en bloque de un conjunto de directivos de la federación catalana de fútbol, que provocó, primero la disolución de la junta directiva federativa, y tras la intervención de una junta gestora, se ha iniciado el proceso electoral necesario para elegir mediante el voto de los presidentes de nuestros clubs, a  los que serán designados nuevos responsables del fútbol y fútbol sala catalán.
Indudablemente no es comparable en cuanto a ilusiones, pero como estoy convencido que si escribo una carta a los Reyes Magos…nadie nos traerá lo que pedimos. Voy a atreverme a escribir una carta de deseos e ilusiones a los que sí tienen en su mano traernos una nueva junta directiva para el fútbol sala.

Queridos Presidentes de Clubs de Fútbol Sala, me gustaría que para nuestro nuevo comité pudiesen traernos lo siguiente:

  • Un presidente de comité que sepa responder al menos 25 preguntas o más.
  • Un presidente de comité que cuando acceda a su cargo publique, explique, o incluso eleve al organismo jurídico correspondiente si procede, cada una de las asignaciones, compensaciones, retribuciones, viajes y desplazamientos realizados por los directivos salientes.
  • Unos directivos que no deseen acumular más de un cargo durante su compromiso federativo, y si lo desean, les esté negado por normativa.
  • Unos directivos que perciban una asignación fija establecida en asamblea de clubs, de acorde con el tiempo y dedicación de su desempeño, de forma que se puedan eliminar las que parecen tan golosas retribuciones y compensaciones económicas en forma de dietas, desplazamientos, kilometrajes o viajes compensatorios.
  • Unos directivos que no ejerzan también como entrenadores a dedo de cualquiera de las múltiples selecciones catalanas.
  • Unos directivos que diseñen un nuevo sistema democrático en la designación de entrenadores para las distintas selecciones de Catalunya.
  • Unos directivos que no se auto-designen como profesores de los cursos de entrenador que imparte la federación catalana.
  • Unos directivos que diseñen un sistema de acceso democrático o vía oposición, al puesto de profesor para los cursos de entrenador de fútbol sala.
  • Unos directivos que cumplan con el código ético de no obtener beneficio ni para ellos, ni para sus amigos o familiares, de la responsabilidad que debe ejercer desde un cargo público designado por los clubs.
  • Unos directivos que autoricen y articulen el sistema para que los propios entrenadores elijan al presidente del comité técnico de entrenadores.
  • Unos directivos que autoricen y articulen el sistema necesario para que los propios entrenadores elijan al responsable de la escuela catalana de entrenadores de fútbol sala.
  • Unos directivos que autoricen y articulen el sistema necesario para que los propios árbitros puedan elegir al presidente del comité técnico de árbitros.
  • Unos directivos y un presidente de comité que incorporen a los organismos de gestión del fútbol sala, la participación directa del colectivo de los jugadores a través de la creación por ejemplo de la figura de vocal, de forma que como grupo fundamental en el desarrollo de la competición puedan ser recogidas y valoradas sus inquietudes y necesidades.
  • Unos directivos que transmitan transparencia, dignidad y honestidad en todas y cada una de sus responsabilidades.
  • Unos directivos y un presidente de comité que promuevan los cambios estatutarios necesarios para conseguir que a través de una asamblea exclusiva de clubs de fútbol sala, se obtenga de forma progresiva una total autonomía de gestión y decisión aún dentro del marco federativo catalán.
  • Unos directivos que creen comisiones de trabajo entre los diferentes colectivos que integran el fútbol sala, para el aporte de ideas, iniciativas y mejoras que repercutan beneficiosamente en la competición.
  • Unos directivos que demuestren tener la capacidad de crear una estructura de comunicación ágil, clara y directa entre los clubs y la federación, mejorando y actualizando la divulgación de la información a través de medios actuales.

Bueno, tal vez me haya excedido en la cantidad de peticiones. Pero al menos, durante varias semanas dormiré con la ilusión de que a partir de un determinado día, todo esto será posible.

Anuncios