Una despedida nunca es fácil

IMG_0697Entrenador: “Dícese del que prepara y entrena…”
¿Y sólo eso?
Porque se les olvida palabras como planificar, dirigir, formación, experiencias, aprender, motivar, trabajar, sentir, pasión, ganar, perder, decepción, disfrutar, mejorar, compartir, problemas, alegrías, ilusión…

Ilusión por lo que haces y por lo que vives.
Ilusión para crecer, para mejorar.
Ilusión para seguir aprendiendo y seguir enseñando.
Ilusión para planificar, para desarrollar, para alcanzar.
Ilusión para motivar y no convertirte en un aburrido, insensible, monótono, predecible y apático entrenador.
Ilusión que está en uno, pero que necesita de una experiencia viva y vital cada día.

Experiencia fantástica como la vivida en Manresa desde el inicio.
Experiencia que arrancó hace un par de años en un club prestigioso al que envidiaba entrenar.
Experiencia que me ha permitido vivirlo y disfrutarlo como esperaba.
Experiencia que me ha ofrecido poder trabajar y conocer a gente fantástica que llevaré siempre en el recuerdo más personal.
Experiencia que como todas, te hace crecer al descubrir lo malo y lo bueno que tenemos los terrestres.
Experiencia que con trabajo y por sorpresa casi nos lleva a retos de nivel superior, pero que se ha ido desvaneciendo como se desvanecen otras tantas cosas del mundo actual.

Porque lo actual, lamentablemente no me da para la marca mínima de ilusión.
Porque lo actual no me es suficiente para desarrollar un proyecto, una idea, un trabajo como pide mi cuerpo.
Porque lo actual tiene aristas que no he puesto yo, con solución de muchas incógnitas y no todas en la misma ecuación.
Porque lo actual podría ser mejor o peor, pero debiera ser diferente.
Porque lo actual y mi ADN me piden actuar.

Tengo que actuar en consecuencia, y sin garantía de un mañana mejor, decir que hasta aquí he llegado en esta vivencia.
Tengo que actuar para que mis razones no perjudiquen el sentido común.
Tengo que seguir aprendiendo y enseñando para aquel que quiera enseñar y aprender.
Tengo que seguir compartiendo camino con la pasión y con la ilusión.
Tengo que parar y buscar otros retos.
Tengo que sentirme completo con lo que digo, con lo que hago, con lo que puedo hacer y con lo que puedo decir para no convertirme en un aburrido, monótono y apático entrenador.

Anuncios