¿Qué elementos son importantes en el fútbol sala?

Logro_1El juego del fútbol sala y la interacción entre todos sus elementos ofrecen la riqueza propia del deporte, que tiene su máxima expresión en la innumerable secuencia de acciones tácticas que se ejecutan.
Cada uno de esos elementos interviene o está presentes de forma particular, aportando sus características propias. Es importante conocer los elementos que inciden o forman parte de la táctica, ya que su conocimiento permite su dominio.
Los elementos fundamentales de la táctica del fútbol sala son:

El espacio
En acciones individuales, los jugadores deben ejecutar desplazamientos buscando la creación y ocupación de espacios. Creación a través de desplazamientos que supongan arrastrar la marca de un defensor y por lo tanto crear un espacio aprovechable por un compañero. La ocupación, intentando que tanto el jugador con balón como sin balón intente desplazarse a las zonas vacías para recibir el balón y poder realizar una acción con ventaja.
En acciones de equipo, la utilización táctica del espacio puede realizarse a través de un posicionamiento concreto sobre la pista, lo que llamamos habitualmente posicionamiento del sistema de juego ofensivo o defensivo (2-2, 3-1, 4-0…etc)

La superioridad
Cuando pensamos en superioridad durante el juego, lo primero que nos viene a la mente es la superioridad de un número de jugadores en una zona concreta o la que se produce tras superar un enfrentamiento individual. Pero en el juego del fútbol sala existen 3 tipos de superioridad que debemos conocer y dominar:

  • Superioridad psicológica: Consiste en la imposición al contrario, poseedor o no del balón, de la opción que más nos interese que tome. De una forma más simple, se podría identificar con el hecho de actuar con una intención tal que obligue al contrario a reaccionar en el modo que nos interesa.
  • Superioridad posicional: Es aquella en la que los jugadores de un equipo están distribuidos de tal forma (en ataque o en defensa), que obligan al rival a actuar y situarse en posiciones de desventaja para la acción que se está desarrollando y que le obligarán a ceder en la disputa por esa acción.
  • Superioridad numérica: Es aquella en la que en un espacio determinado y normalmente determinante, es superior el número de jugadores de un equipo al del otro. En la mayor parte de los casos esta superioridad debería provocar un resultado positivo de la acción a favor del equipo que posee el mayor número de jugadores.

El jugador y sus puestos
Aunque los jugadores se desplazan por todo el espacio de juego e intervienen y ejecutan todo tipo de acciones técnico-tácticas, existe una realidad que implica que para la ejecución óptima de las acciones técnico-tácticas que se deben realizar en cada uno de las zonas de juego, se requiere que el jugador que las va a ejecutar tenga las condiciones y características más apropiadas para ello.
Esta lógica del juego explica por ejemplo que no son las mismas características las que se requieren para un jugador que deba ocupar espacios en el que realizar constantes acciones de táctica defensiva, que las que se requieren para otro que deba ocupar espacios en los que las acciones sean de táctica ofensiva.
Estas posiciones le dan sentido al ordenamiento táctico colectivo y buscan ofrecer la mejor respuesta como equipo a través del máximo aprovechamiento de las  características particulares de cada jugador
En función de esas características particulares para cada espacio de juego, se definieron los siguientes puestos específicos: Portero, Cierre, Alas y Pívot.

Los componentes tácticos del juego
Existe una gran variedad de elementos que componen el juego, y cada autor puede realizar una clasificación distinta o al menos con diferencias.
Durante la ejecución y desarrollo del juego, los jugadores realizan siempre acciones tácticas que se clasifican bien en táctica Individual (acciones individuales) o en táctica colectiva (acciones de más de un jugador)
Además, y en función del grado de complejidad y/o del número de jugadores que intervienen  podemos ampliar la clasificación de las acciones de Táctica Colectiva.
De esta forma, y a través de estas clasificaciones podemos identificar y conocer las relaciones y las dependencias con que los elementos del juego intervienen en cada uno de los procedimientos tácticos, y a través de ellas desarrollar los procesos formativos y de entrenamiento específicos.
En función del número de jugadores que intervienen en la combinación de intenciones tácticas, y del grado de complejidad de las mismas podemos definir y clasificar el conjunto de elementos tácticos en Acciones, Medios Tácticos y Procedimientos Tácticos.

Los sistemas de juego
Un sistema de juego son el  conjunto de acciones, medios y procedimientos tácticos que son propuestos y estructurados por el entrenador  para que los jugadores los ejecuten de forma coordinada y organizada para alcanzar objetivos específicos.
El sistema de juego es la máxima expresión táctica del propio juego, pues aglutina todos los elementos tácticos del mismo, en una combinación adecuada y valorada en la búsqueda de objetivos.
Los entrenadores utilizamos distintas estructuras tácticas para elaborar y resolver los diferentes aspectos del juego, que van de simples a complejas, desde la táctica individual a los procedimientos más complejos.
Si partimos de un esquema básico de distribución de los jugadores sobre la pista de juego y establecemos una organización entre jugadores, donde asignamos espacios, responsabilidades, roles y posiciones, habremos establecido un sistema de juego para nuestro equipo.

Anuncios